¿Qué harías si no tuvieras miedo?

sinotuvierasmiedo

El título del libro es un poco intimidante, porque todos tenemos miedos por más mínimos que sean los tenemos y nos acostumbramos a vivir con ellos, haciéndolos parte de nuestra personalidad y demás; pero que pasaría si de forma consciente los fuéramos enfrentando.

Este libro es por mucho uno o el mejor libro que he leído hasta ahora y pensar que cuando lo compré en el 2012 y lo inicié no me gustó, en ese entonces mi edad mental no estaba alineada a lo que el libro me quería enseñar; pero por eso son buenas las segundas oportunidades ya que este año retomé su lectura y me enamoré de cada palabra, creo que emocional y mentalmente ya estaba preparada para leerlo.

Es un libro que nos guía a re-inventarnos profesionalmente en donde nos propone dejar todas aquellas ideas preconcebidas de como debemos vivir para ser felices, según el autor vivimos en una sociedad en la que se nos ha enseñado a realizar tareas para una era industrializada en la cual se paga un salario por el tiempo invertido en nuestros puestos de trabajo donde no importa nada más que la realización de la tarea,  y no esta lejos de la realidad, es algo que podemos ver en Guatemala al momento de existir manifestaciones de cualquier tipo que afectan el movimiento vehicular cuantas personas no llegan a tener sanciones por entradas fuera de hora; este libro propone dejar la era de trabajo industrial para ingresar a la era del conocimiento donde se realiza un pago de honorarios por nuestros servicios en el cual no se están vendiendo las horas trabajadas sino se está vendiendo el resultado del trabajo (El conocimiento), y que la educación deje de ser una donde se le enseñe a los niños a obedecer sino una donde se les enseñe a pensar y que aprendan a usar tanto el hemisferio derecho del cerebro (Creatividad) y el hemisferio izquierdo (Análisis). Curiosamente siempre que paso por la calzada Roosevelt veo un rótulo de una universidad que dice así “9 de cada 10 graduados salen con un buen trabajo” hace un par de años hubiese sido una buena propaganda para mí que diera un indicador de que es una buena universidad, pero ahora lo veo y siempre me digo porque no decir “9 de cada 10 graduados tienen un emprendimiento y generan trabajo para la comunidad” creo que sería una mejor propaganda.

En la actualidad es muy difícil tirarse al agua,  ya que se nos ha educado con la idea que para estar bien profesionalmente debemos estudiar, graduarnos, buscar un trabajo en una buena institución y todo va a ir bien, lo cual era funcional para generaciones pasadas y es funcional hoy en día, pero que si deseamos tener un balance de vida; en nuestra sociedad existen rangos de edades para los perfiles de puestos y que pasa con las personas que pasan una vida trabajando en una X institución y al llegar una edad avanzada deben dejarla pero no cuentan con una pensión de retiro, estas personas hicieron todo lo establecido. En Guatemala se tiene una pensión de retiro si se trabaja para alguna institución gubernamental pero si es en una entidad privada no se tiene este beneficio, es cierto se debe pensar a futuro y pre veer estas necesidades pero no todos lo hacen.

Creo que todos los seres humanos tenemos ese gen de querer hacer algo propio pero por miedo no nos animamos, a veces la vida nos debe dar una señal para que digamos ya es hora lo importante es poder ver la señal; creo que debemos retomar las bases de cuando eramos niños y nos lanzábamos a probar las cosas y hacer uso de nuestro criterio de adulto para crear un bien-estar y no un bien-tener.

Una de las frases que me gustó mucho del libro es:

Ningún barco está seguro fuera del puerto, pero los barcos se construyeron para navegar los mares, no para buscar la seguridad. Raimon Samsó.

 

Una historia que me gustó mucho del libro es la historia de una ciudad que tenia la necesidad de abastecimiento de agua ya que solo la podían obtener del río, y decidieron contratar a dos personas para esta tarea y uno de ellos se presentó como el cubero porque en efecto trabajaba 8 horas al día con dos cubetas llevando agua a la ciudad y el otro se presentó como el ingeniero quien durante 6 meses estuvo investigando una manera de abastecer el agua a la ciudad y al finalizar los 6 meses se presento con una solución de tuberías donde pasara el agua, por lo que le dieron el valor solicitado que era menor al precio del cubero por una solución mas apropiada a lo cual el cubero bajo el precio para que le siguieran dando el trabajo pero no le siguieron contratando el ingeniero abasteció de agua a mas ciudades y el cubero logró que una le diera el trabajo de cubero por 8 horas por el resto de su vida, el ingeniero con lo que tenía de las ciudades mensualmente tuvo una vida en la que disfrutó a su familia, y el cubero paso su vida con trabajo de 8 horas y sin poder sufragar todas sus necesidades y quejándose; que moraleja nos queda de esta historia?

Creo que todos podemos ser emprendedores en el área de conocimiento que deseemos y por los motivos que creamos convenientes, lo primero es creer en nosotros y nuestras capacidades, debemos buscar estar en el cuadrante de quien hace lo que ama o ama lo que hace. La vida es una sola y hay que disfrutarla.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s